Una nueva era en el tratamiento del cabello debilitado

Descubre las 6 razones por las que tu cabello podría estar perdiendo densidad

FACTORES GENÉTICOS

Los cambios hormonales naturales y relacionados con la edad son una predisposición familiar común que pueden desencadenar la caída del cabello. Esto lo causa la transformación de testosterona a dihidrotestosterona (DHT) y puede heredarse de tu madre o de tu padre.

ESTRÉS Y TRAUMAS

El estrés puede reducir los niveles de testosterona, que se transforma en DHT e interrumpe el ciclo de crecimiento del cabello. El estrés también provoca una disminución del flujo sanguíneo en los capilares, restringiendo la absorción de oxígeno, nutrientes y vitaminas en el folículo del cabello.

MOTIVOS DE SALUD

Existen varios problemas de salud que pueden provocar una pérdida de densidad del cabello, como un trastorno en el funcionamiento de la hormona tiroidea o los cambios hormonales naturales que experimenta la mujer tras el embarazo y durante la menopausia.

FACTORES AMBIENTALES

Los agentes contaminantes del aire y el agua, el cloro, metales y minerales se depositan en el cuero cabelludo y el cabello, haciendo que pierda densidad. Los agentes contaminantes como los pseudo-estrógenos y las toxinas de nuestros cuerpos también son una causa.

MEDICACIÓN

El folículo del cabello es extremadamente sensible a los cambios en el cuerpo. Cualquier terapia hormonal (incluyendo tratamientos anticonceptivos) puede causar pérdida de densidad del cabello, al igual que los esteroides, quimioterapias específicas, y la medicación para la presión sanguínea, la diabetes, enfermedades coronarias y el acné.

NUTRICIÓN Y DIETA

Lo que comes influye directamente en la pérdida de densidad de tu cabello. Un elevado consumo de grasas animales, una pérdida rápida de peso y las dietas proteicas líquidas pueden provocar una carencia de aminoácidos, biotina, hierro, proteína y zinc, que son elementos esenciales para un cabello sano.

Historias de Éxito

Productos de Nioxin